27 jun. 2020

CRISTIANOS Y MUSULMANES, JUNTOS CON MARÍA

 
Ya van cinco años de un encuentro que se hace entre cristianos y musulmanes, María es la que nos une. Esta vez, 26 de junio 2020, ha sido on line, varios países Francia, Hungría, Holanda, Argelia, Marruecos, Burkina Faso, Senegal, España, etc.

¿En qué consiste?
Para musulmanes y cristianos, María es un modelo de fe en Dios.
El encuentro con María es sobre todo espiritual. Reunidos con la Virgen María, madre de Jesús, cristianos y musulmanes se encuentran en el amor que le muestran.Tanto para musulmanes como para cristianos, María (Mariam) recibió del ángel Gabriel (Jibril) el anuncio del nacimiento milagroso de su hijo, Jesús. El anuncio del ángel a María (la Anunciación) se describe en la tercera sura del Corán (Sura Al-Imran: la familia de Imran) y al comienzo del Evangelio de San Lucas.

Este enfoque singular quiere desafiar las conciencias para reducir la desconfianza y los prejuicios. Quiere contribuir a la paz, entre las comunidades musulmana y cristiana, pero también para todos los componentes de la sociedad.

Frases del encuentro de ayer
“La línea de fractura no es entre cristianos y musulmanes, esta línea se encuentra entre los que quieren más unidad y justicia y los que quieren la separación”.

“María Modelo de fe y de fidelidad, que nos enseña a vivir el encuentro, la alteridad y ayuda a desarrollar una verdadera cultura del encuentro.”
Estuvieron presentes Crhistine Ray, Karmina Berges, Mons. Michel Santay (obispo de Créteil), Cheik Khaled Bentounes (jefe espiritual de la cofradía Alawiya), Gérard Testard (presidente de Efesia), Gregory Fouan, Younés Abekane (presidente del escoutismo francés musulmán), ha habido varios testimonios hermosos de unión y trabajo juntos frente a la pandemia del coronavirus en Francia, Burkina Faso, en las prisiones, etc.

Rolando Ruíz Durán, sx


5 jun. 2020

COMPASIÓN POR EL MUNDO

Compasión por el mundo - Oración del Papa Junio 2020

JUNIO: COMPASIÓN POR EL MUNDO - YouTube
Este año 2020 está siendo un año particularmente duro y difícil, hemos sido todos testigos del dolor y sufrimiento de muchas personas en medio de la pandemia del coronavirus que todos, de un modo u otro, estamos sufriendo.

El Papa nos invita a orar por los que sufren en este mes de junio, son muchos los que se han visto golpeados al nivel de la salud, de las relaciones familiares, muchos han perdido familiares queridos y no han podido despedirse como hubiera sido ideal; muchos sufren las consecuencias negativas de la economía afectada por el coronavirus y, en esta última semana, hemos sido testigos del dolor, sufrimiento y muerte que ocasiona la discriminación racial.

En medio de un mundo donde muchas personas sufren, nos unimos a Jesús que, mirando a su Pueblo, tiene compasión de todos. Como misioneros y misioneras en el mundo queremos vivir la compasión por los que más sufren, poder llevarles un mensaje de amor y de esperanza en medio de tantas situaciones duras de nuestro mundo actual. Queremos ser mensajeros de buenas noticias en un mundo plagado de malas noticias y de fake news

Como misioneros/as nos queremos sumar a la revolución de la ternura: 
Y tú, ¿te sumas a esta revolución de la ternura orando y viviendo la compasión por los que más sufren y, desde donde estás, poder ayudar a los más desprotegidos?

31 may. 2020

PENTECOSTES: COMO EL PADRE ME ENVIÓ, ASÍ OS ENVÍO: RECIBID EL ESPÍRITU SANTO

Como el Padre me envió, así os envío yo: ¡Recibid el Espíritu Santo!


Hoy celebramos la Solemnidad de Pentecostés, el envío del Espíritu Santo sobre los apóstoles y sobre toda la Iglesia. Estando los apóstoles reunidos, encerrados en el cenáculo, unas lenguas como de fuego bajaron del cielo: se llenaron del Espíritu Santo y comenzaron a anunciar a todas las gentes, en distintas lenguas el Evangelio, la Buena Noticia de Jesús.

Como Iglesia, como mundo, hoy necesitamos de esta efusión del Espíritu Santo sobre nuestra vida, estando encerrados por diferentes motivos, el Espíritu Santo nos hace salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás y poder ofrecer lo mejor que tenemos: el mensaje de vida y amor del Evangelio de Jesús. El Espíritu Santo nos hace testigos de la vida y amor de Dios, nos da su fuerza, su valentía, sus dones para poder comunicar por el mundo entero la Buena Noticia del Reino de Dios.

Así como los apóstoles reciben el Espíritu Santo y comienzan a predicar en diferentes lenguas, así los misioneros y misioneras por el mundo reciben la fuerza y el don del Espíritu de Dios que los saca de sus lugares para ir a otros a anunciar la Buena Noticia de Dios, se enfrentan a otras culturas y otras lenguas, apoyados y fortalecidos por el Espíritu Santo. El mismo Espíritu que Jesús sopla e infunde en los apóstoles al final del evangelio de Juan, el Espíritu que hace de los discípulos enviados a anunciar la vida de Dios por cada rincón de este mundo, que los hace Palabra encarnada en el mundo actual como Jesús.

"Como el Padre me envió, así os envío yo: recibid el Espíritu Santo." Es el Espíritu de Dios que nos mueve a la misión por el mundo, por eso, en este Pentecostes, en medio de la pandemia que vivimos, pedimos que el Padre y el Hijo nos siga dando su Espíritu de Vida y Amor para que, en cada lugar y rincón de nuestro mundo, se anuncie el Evangelio de Jesús, para que todos puedan tener vida y vida en abundancia.

Que el Espíritu Santo, con su fuego, nos haga arder el corazón y, con su fuego, seamos propagadores de vida, de fuegos que encienden otros fuegos. Esta es la tarea de los misioneros, movidos por el Espíritu Santo, encendidos de su amor, inundados de sus dones, ir por el mundo entero, en cada época de la historia, anunciando con pasión la Palabra de Dios que salva, sirviendo con amor a los más pobres y anunciando en los lugares de la tierra donde el Evangelio aún no es escuchado.

Que todos nosotros recibamos la fuerza del Espíritu Santo y seamos testigos de la vida y del amor de Dios en nuestros lugares y en nuestro tiempo.


24 may. 2020

JORNADA “MADRID CON SUS MISIONEROS”

JORNADA “MADRID CON SUS MISIONEROS”

“NUESTROS ENVIADOS A LA MISIÓN”

 

Al poco tiempo de celebrar la Jornada de Oración por las Vocaciones y, en nuestro caso, la Jornada de Vocaciones Nativas, nos encontramos con la fiesta de la Ascensión del Señor a los cielos, este año cae el 24 de mayo. Que nos recuerda que el Señor nos espera en el Cielo y que tenemos la responsabilidad de llevar a mucha gente con nosotros.

Por eso en Madrid se une a esta fiesta la Jornada del Misionero Diocesano recordando a los madrileños que se han ido a tierras de misión. Recordarles a ellos y rezar para que el Señor siga suscitando vocaciones misioneras entre nuestros jóvenes son los dos fines de esta jornada. El lema elegido para este año es una mera descripción de la realidad vivida: “Nuestros enviados a la Misión”.

Son 593 misioneros repartidos en 87 países, 182 religiosas, 5 religiosas de clausura, 109 religiosos, 75 sacerdotes, 222 seglares (de los cuales 73 son familias en misión).

Como ya es habitual, el Sr. Cardenal presidirá la Celebración de la Eucaristía, en la Catedral de la Almudena, a las 12’00h., en la que este año no será posible el envío de los misioneros que se nos van para tierras lejanas pero si dará la bendición de envió para todos los que ya están en misión, y los que partirán durante este año 2020. Aunque habrá limitación de aforo, 250 personas ya se puede acudir a la celebración de manera presencial. Les gustará mucho a todos sentir el cariño de los cristianos de su diócesis, por lo que quedáis todos invitados.  

>>Retransmitido por TELEMADRID   

Domingo 24 de mayo, a las 12:00h. DÍA DEL MISIONERO DIOCESANO

El Sr. Cardenal-Arzobispo, D. Carlos Osoro, dará la bendición a todos los misioneros madrileños.

Lugar: Catedral de Santa María la Real de la Almudena. 

Fuente: http://www.misionmadrid.com/index.php/actividades-campanas/campanas/vocaciones-2

Consejo Diocesano de misiones